Eurovisión: España 15ª con espontáneo incluido

Un año más se ha realizado el certamen de la canción de Eurovisión, un certamen marcado por la victoria de Alemania, la 15ª posición de España, la intervención del espontáneo Jimmy Jump y la farsa de votos políticamente correctos.
En esta ocasión la edición de 2010 se celebró en la ciudad de Oslo (Noruega), 39 participantes de los cuales 24 se jugaban la victoria en la final, en resumen, lo mismo de todos lo años. Galas absurdas y derroche de dinero para una Europa en crisis, derroche paliado por los miles de seres que se dejan el dinero votando vía SMS, todo para que cuatro mequetrefes que ejercen de jurado, en cada país,  decidan por ellos (aunque intenten meternos en la cabeza que el voto del público equivale al 50% de la votación, lo dudo).

Venció Alemania, con el tema "Satellite" interpretado por la cantante Lena, ni mucho menos la mejor interpretación de la noche, pero se sabe que el voto en Eurovisión tiene un alto interés político y vecinal.Una de las grandes fracasadas fué Inglaterra, dejándose una millonada contratando a los mejores productores musicales para quedar los últimos (24) con 10 puntitos. Y España, que decir de España, salió en segunda posición a cantar el tema "Algo pequeñito" e interpretada por Daniel Diges. No lo hizo mal, y mantuvo la compostura cuando de la nada apareció el ya conocido espontáneo Jimmy Jump para colarse en la coreografía frente a los numerosos espectadores y liando el cristo de la noche. Diges perplejo, supo mantener el tipo sin interrumpir la canción mientras el conocido Jump (con una barretina catalana en la cabeza) se situaba de rodillas frente a él. Posteriormente fue retenido por los miembros de seguridad y se le brindó a Diges la posibilidad de volver a interpretar el tema (la primera vez que un cantante interpreta un tema dos veces sin ganar). 

Y llegaron las votaciones. Yo te voto a ti porque eres mi vecino, yo voto a este porque a los otros no los trago. Yo no voto al otro porque su política económica no me gusta, pero voto al de allí porque está en crisis (caso de Grecia). Una estafa para el espectador y que deja en entredicho el festival año tras año.

En fin, una edición más de Eurovisión. Más de lo mismo, un certamen donde no se premia la mejor canción debido a las manipulaciones a la hora de votar. Un certamen caduco que solo sirve para malversar fondos públicos. Un certamen que no sirve para nada. Eso si, la próxima edición en Hamburgo o Berlín (aún por confirmar), y seguro que no deparará sorpresa alguna, más de lo mismo.







NOTA: Debido al bloqueo que RTVE está realizando en YouTube de la actuación de Diges por motivos de Copyright, no se cuanto tiempo estará el video operativo. Destacar también que RTVE en honor al cantante, al cerrar el programa emitió la actuación de España en Oslo con el espontáneo Jimmy Jump (falta de respeto a Diges por parte de la cadena).

Enlace de la aparaición de Jimmy Jump aquí.

Puesto que todos los españoles mantenemos económicamente a RTVE con nuestros impuestos y estos son gestionados deficientemente, opino que la difusión de este video no debería ser obstaculizada de la forma en que se produce. Ellos no escatiman recursos a la hora de quitarnos el dinero a base de SMS e impuestos del gobierno central,  pero a la hora de difundir contenidos son los primeros en cortar la libertad de expresión y la difusión de contenido televisivo pertenecientes a la cadena pública.

2 comentarios:

miralarima dijo...

Las manos a la cabeza
se llevaron casi todos
cuando el de la camiseta
y ese somberito rojo
fue sin que lo detuvieran
a ponerse en pleno foco
delante de Daniel Ciges,
nuestro ricitos de oro.

El espontáneo, nos dicen,
lo hace muy a menudo
en muy diferentes lides
(es más pesado en el fútbol)
y en el fondo me pregunto
por qué siempre le permiten
cantadas de ese calibre
sin darle un castigo duro.

Mas lo peor de la gala
no fue este tipo tan chulo
fue confirmar cuánto falsa
y cuán ridículo y chusco
es el eurofestival
donde Luis Uribarri pudo
adivinar sin fallar
el destino de los puntos
que se iban a entregar
(no cometió fallo alguno)
demostrando una vez más
que es un tongo y un insulto
a quien quiere presenciar
un presumible concurso
que no parece veraz,
parece comprado y nulo.

Anónimo dijo...

Dicen que si pones el vídeo al revés (como si fuera un espejo) no pueden reclamarte derechos de copyright, es verdad?

Publicar un comentario

Blog tools